miércoles, mayo 02, 2007

Propaganda en el Techo!



Una cosa es intentar subirse al metro.
Otra diferente es respirar dentro de él.
Ni hablar de los que sufren de un grado de claustrofobia…
Como yo. Que en mi mareo, desesperación por respirar y buscar algo de paz visual, alzo la vista al cielo.
Inocente de mi...

No habia paz!!! Solo propaganda!

No solo las paredes sino ahora, el techo sobre ese mar de personas está ocupado.

Cuando se introducirá en nuestra legislación el término: Contaminación visual???

A mi me agrada esta definición:

“… abuso de ciertos elementos “no arquitectónicos” que alteran la estética, la imagen del paisaje tanto rural como urbano, y que generan, a menudo, una sobreestimulación visual agresiva, invasiva y simultánea.”

[Fernanda García, “Contaminación Visual”, CRICYT-Conicet, Sitio de Dominio Electrónico: http://www.cricyt.edu.ar/enciclopedia/terminos/ContamVis.htm]


Quiero ver un espacio en el metro sin publicidad! Sin gente… déjenme alzar la vista y ver techo. Solo eso. Un aburrido techo.
La propaganda sobre mi cabeza me achica el espacio y con todas esas almas gruñendo me da la sensación de que las paredes y el techo me apretarán!!!

Esto que les digo no es ningún chiste. De hecho, la publicidad puede afectar nuestro propio sistema nervioso central. Si no me creen, lean esto:

“El cerebro humano tiene una determinada capacidad de absorción de datos. Los sentidos son los encargados de transmitir al cerebro toda información que perciben del entorno. Entre ellos, el sentido de la vista es uno de los más complejos y de los que mayor incidencia tiene en la percepción global del entorno y, por lo tanto, en las reacciones psicofísicas del hombre. El ojo es una máquina óptica muy compleja. La retina retiene la imagen durante 1/10 de segundo, como si fuera el cuadro de una película. De hecho, este mecanismo ha sido aprovechado para crear el efecto de movimiento en el cine. La información visual retenida en tan corto tiempo tiene una acción directa sobre nuestra capacidad de atención.
Cuando una imagen supera el máximo de información que el cerebro puede asimilar (estimado en 4 bits/seg), se produce una especie de “stress” visual, el panorama perceptual se vuelve caótico y la lectura ordenada del paisaje se hace imposible.”

(Sitio de Dominio Electrónico: http://www.arqchile.cl/contaminacion_visual.htm)

Propaganda en el techo… Los aplaudo. Veo que el ser humano siempre es capaz de superar sus propios umbrales de imbecilidad, contaminando.

Contaminándonos.

Canción del Momento: Enter Sandman de Metallica.

... Say your prayers little one
Dont forget, my son
To include everyone...

1 comentario:

Capitan Futuro dijo...

Sabes, tocaste buen tema. En el metro donde mires hay publicidad, si falta poco para que pongan rayos láser con propaganda. Pero que le vamos a hacer, lo único que queda es mirar afuera cuando estamos en los túneles, por que es la única parte donde no hay publicidad.

Saludos y suerte.