martes, marzo 15, 2011

Moon.

Photobucket

Darling, a veces solo nos queda disfrutar de la luna.



Ese globo enorme que por las noches se mueve por el cielo. Ese que a veces se tiñe de amarillo o se baña en sangre. Ese globo plata que brinda diamantes en el océano cuando tienes los pies en la arena.

Luna de amantes, de suspiros, de astrólogos alterados con la "Super Luna" que vaticinan marejadas, terremotos y erupciones. La luna de los locos, de los místicos, de los astrónomos, de los que le ven una cara perfecta y de los que disfrutan de su lado oculto.

Al final, con todo, solo queda contemplarla. Taparla con un dedo y luego sacarlo para creer nuevamente en esa magia de niños.


2 comentarios:

wadad dijo...

en una pelicula "Dear John" los protagonitas pasan mucho tiempo lejos y por medio de la Luna recuerdan momentos juntos (tapan la Luna con el dedo) o por medio de ella pueden sentir que algo que los une, es muy lindo!
Buen post.

Maga dijo...

Si la vi jmjm! Ni me había acordado de eso!!! Un abrazo y gracias por tus palabras :)